Make your own free website on Tripod.com

CONVERSACIONES CON DIOS - VOL. 2

     

Autor: Neale Donald Walsch
Tamaño:
234 Kb

WORD

Páginas: 105
Año Edición: 1997
Digitalizador: Jorge Salama?

L-02

Enviado por: AMI
Subido 15/Jun/2002

DESCARGAR

Precio aprox. en Librerías: $ 18,25 

  http://www.conversationswithgod.org 

 
  DESCRIPCIÓN:
 

Éste es un documento extraordinario.

Es un mensaje de Dios, y en él, Dios sugiere una revolución social, sexual, educativa, política, económica y teológica en este planeta como nunca la hemos visto, y rara vez la imaginamos.

¿Podemos  realmente construir un mundo más evolucionado? Dios considera que sí, y todo lo que se requiere de nosotros es que en verdad elijamos hacerlo.

Este libro es un diálogo real con Dios. Es el segundo de una serie de tres volúmenes que captan una conversación con la Deidad que se ha prolongado por más de cinco años y continúa hasta el día de hoy.

Es factible que ustedes crean que este material no proviene realmente de Dios, pero no es necesario que se convenzan de lo contrario. Para mí, lo único importante es si el material mismo tiene algún valor, induce a alguna iluminación, produce un despertar, enciende cualquier deseo renovado, o promueve algún cambio fructífero en nuestra vida cotidiana en la Tierra. Dios lo sabe, algo tiene que cambiar. No podemos seguir como hasta ahora.

La trilogía Conversaciones con Dios empezó con la publicación del primer libro de esta serie en mayo de 1.995. Ese libro abordó principalmente inquietudes personales y transformó mi vida. De hecho, cambio muchas otras vidas. En unas cuantas semanas se convirtió en un sorprendente éxito de ventas, cuya distribución alcanzó niveles extraordinarios. Par el final de su primer año estaba vendiendo 12.000 ejemplares al mes, y seguía en aumento. Desde luego, el "autor" de este libro era casi desconocido. Y es precisamente esta característica la que hizo al documento tan fascinante y tan poderoso.

Ahora aparece el Libro 2, y observo que temo de nuevo. Este libro se ocupa de aspectos más extensos de nuestra vida individual, así como de consideraciones geofísicas y geopolíticas de implicaciones mundiales. Como tal, este volumen comprenderá, sospecho, mucho más conceptos con los que discrepará el lector promedio. Y por eso temo. Tengo miedo de que no les guste lo que leerán aquí. Me atemoriza que me consideren "equivocado" en parte de su contenido. Temo que agitaré un avispero, armaré una tormenta, provocaré olas. Y, una vez más, temo que podría estar equivocado todo lo que expongo aquí.

Verán, el objetivo de publicar estas transcripciones no es sacudir a nadie. Sólo deseo honesta y directamente transmitirles a ustedes lo que Dios me comunicó, en respuesta a mis preguntas. Le prometí a Dios que difundiría estas conversaciones y no puedo quebrantar mi promesa.

Ustedes tampoco pueden faltar a la suya. Es obvio que prometieron dejar que se cuestionen uno tras otro sus pensamientos, ideas y convicciones. Sin duda, establecieron un profundo compromiso de crecer sin cesar. Sólo una persona con ese compromiso podría elegir un libro como éste.

Por lo tanto, parece que estamos juntos en esta tarea. Y no hay nada que temer. Somos lo que somos, y hacemos lo que hacemos como resultado de esa situación, y todo lo que tenemos que hacer es permanecer fieles a esa condición y no hay nada que temer. Ahora me doy cuenta de que creo que he sabido todo el tiempo que somos mensajeros, ustedes y yo. Si no lo fuésemos, no estaría escribiendo esto, y ciertamente ustedes no lo estarían leyendo. Somos mensajeros, y tenemos trabajo por realizar. Primero, debemos asegurarnos de que entendemos claramente el mensaje que se nos ha dado en Conversaciones con Dios. Segundo, debemos integrar el mensaje en nuestra vida a fin de que se vuelva funcional. Y tercero, tenemos que transmitir este mensaje a otros, llevando esta verdad a todos aquellos a cuya vida nos hemos acercado, con el recurso simple y exquisito de nuestro ejemplo.

Saben, siempre hay un siguiente nivel. A su alma - la cual vino aquí para la experiencia más rica, no la más pobre; la máxima, no la mínima - no le gustaría que descansaran. Y si bien la elección es siempre suya, su alma merece que nunca se vuelvan complacientes o se sientan autosatisfechos, y, ciertamente, que nunca se hundan en la apatía. Hay demasiado que cambiar en su mundo, es mucho lo que deben crear a partir de lo que contiene su ser. Siempre hay una nueva montaña qué escalar, una nueva frontera qué explorar, un nuevo temor qué superar. Siempre hay un lugar más imponente, un concepto más extenso, una visión más grandiosa.

Por lo tanto, este libro puede ser un poco más incómodo que el volumen previo. Toleren la incomodidad cuando la perciban. Sosténganse firmemente del bote si éste empieza a mecerse. Después vivan con un nuevo paradigma. Mejor aún, por medio del prodigio y el ejemplo de la propia vida que han llevado, ayuden a crear otra.

Neale Donald Walsch

Ashland, Oregon

Marzo de 1997

 
  ÍNDICE:
 

-

 
  COMENTARIOS DE LECTORES:
 

-

 
 

© ELEVEN 2001-2003

Todos los derechos reservados